¿Qué factores influyen en la floración?

Marzo, mes de floración. En esta temporada los árboles frutales comienzan a despertar con la subida de las temperaturas, ofreciéndonos todo un espectáculo de color. La de Cieza o la del valle del Jerte son algunas de las floraciones más bonitas que puedes ver en España.

Visto desde el punto de vista agrícola, para controlar el mecanismo y la aparición del florígeno (desencadenante de la floración), la opción más interesante para la agricultura es conseguir que los vegetales generen el mayor número de flores para conseguir así un importante aumento en la producción del fruto.

La floración se desarrolla en un período breve, ya que la mayoría de las flores se marchitan con rapidez. No obstante, es un proceso importante en la agricultura porque en él ocurren los procesos de polinización, fecundación, formación de las semillas y crecimiento inicial de los frutos que definirán de manera significativa la cantidad y calidad de la cosecha final.

Factores como una buena nutrición, condiciones climáticas óptimas y una buena conductividad de agua influyen los procesos fisiológicos de floración y cuajado de los cultivos. También la iluminación, temperaturas, fertilización, el riego y la poda juegan su papel importante en la floración.

Con la poda de cultivos hortofrutícolas conseguimos estimular la floración ya que eliminamos algunas partes de los vegetales. Una de las razones de la poda en los árboles frutales es, por ejemplo, el rejuvenecimiento de sus ramas para impulsar el proceso reproductivo. Se descartan ramas defectuosas o enfermas, y se asegura un mejor posicionamiento de estas para no obstaculizar la luminosidad y que sean competencia entre sí.

La poda en los cultivos hortícolas nace esencialmente impulsada por las altas densidades y condiciones favorables para el crecimiento vegetativo de la planta. Otro de los factores que influye en la alimentación del cultivo y en el estímulo floral es la inducción floral por fertilización.

Ir arriba