¿Por qué 2021 es el Año de las Frutas y Hortalizas?

La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el año 2021 como el Año Internacional de las Frutas y Verduras (AIFV). La FAO es el organismo encargado de celebrar el año en colaboración con otras organizaciones y órganos competentes del sistema de las Naciones Unidas.

El AIFV 2021 ofrece la oportunidad única de sensibilizar sobre la importancia de las frutas y verduras para la nutrición humana, la seguridad alimentaria y la salud, y para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Beneficios

Las frutas y hortalizas son buenas fuentes de fibra dietética, vitaminas y minerales, así como sustancias fitoquímicas beneficiosas. La FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan el consumo por cada adulto de, al menos, 400 gramos de frutas y hortalizas al día para prevenir enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes, las afecciones cardíacas y la obesidad, así como para contrarrestar las carencias de micronutrientes.

Con la pandemia del covid-19, se ha puesto aún más de manifiesto la necesidad de transformar y reequilibrar la forma de producir y consumir los alimentos.

La FAO advierte que la pérdida y el desperdicio de alimentos en el sector de las frutas y las hortalizas sigue siendo un problema de consecuencias considerables, y que las tecnologías y enfoques innovadores tienen una importancia esencial, pues pueden ayudar a mantener la inocuidad y la calidad, incrementando la vida útil de los productos frescos y preservando su alto valor nutricional.

La reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos mejora la seguridad alimentaria y la nutrición, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, disminuye la presión sobre los recursos hídricos y de la tierra, y puede incrementar la productividad y el crecimiento económico.

Hasta un 50 % de las frutas y hortalizas producidas en los países en desarrollo se pierde a lo largo de la cadena de suministro, entre la cosecha y el consumo. La defensa de los productos frescos está en consonancia con el objetivo de reforzar el papel de los pequeños productores y los agricultores familiares y fomenta opciones comerciales más amplias para millones de familias rurales.

Ir arriba