La floración en los cultivos, ¿por qué es tan importante?

Durante los últimos años, el cambio climático nos ha dejado temporadas de frío considerablemente más cortas. Si bien esto puede parecer una buena noticia para quienes disfrutan del verano, no lo es para la agricultura.

Para lograr la reproducción de nuevos especímenes y la generación de frutos, las plantas necesitan pasar cada año por el proceso de floración. No obstante, para llegar a esta etapa –que generalmente sucede en primavera- las plantas primero deben pasar por periodos de frío. De esta forma, la agricultura de nuestro país y el mundo dependen de que no desaparezcan los inviernos.

Cada planta tiene su momento y su ciclo de floración: una temporada en la que nos transmiten sus mejores propiedades. Por eso, por ejemplo, los tomates están más jugosos y sabrosos en la época estival respecto al invierno, por ejemplo. Estos ciclos son muy importantes, son determinantes para el medio ambiente ya que afectan tanto a los insectos polinizadores como a los ciclos nutritivos de la tierra o el régimen de lluvias.

Dentro de las fases o etapas fisiológicas por las que pasa un cultivo, la floración se puede considerar una de las más importantes y sensibles, puesto que determina enormemente la calidad de la cosecha final y la producción.

Básicamente, se tienen que cumplir 3 criterios para el éxito de esta operación, siendo la primera la correcta polinización (ya sea autopolinización, por medio de animales, viento, agua, etc.), las características climáticas y la nutrición. En el caso de ésta, si no se cumplen los requisitos mínimos la flor no tendrá las características mínimas para que se produzca el primer paso, que está condicionando por el atractivo de la flor (tamaño, color y olor) y la calidad del polen.

En la mayoría de plantas de flor, ya sean plantas hortícolas u ornamentales, el proceso de floración dura entre dos y cuatro meses. Este proceso se va a ver influido por cuatro factores: la luz, la temperatura, el riego y la disponibilidad de los nutrientes que aporte la tierra.

Ir arriba